Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

  • A PROPOSITO DE LOS "CAINES"

    N. del editor: Reproducimos una de las primeras páginas de este blog, que sin ánimo de hacer apología del pensamiento de seres humanos que equivocaron el camino en la busqueda desesperada de una paz que a los colombianos nos ha sido esquiva, solo quiere dar otro elemento que sirva para poner en un contexto más proximo a lo que fué la realidad, del doloroso conflicto Colombiano,  antes que quede, como unico registro documental de la verdad, una serie de televisión manipulante y que comenza ya a mostrar los intereses que la motivaron.

    DESPUES DEL ASESINATO DE CARLOS CASTAÑO, Y POCOS DIAS ANTES DE SER VICTIMA DE LOS SICARIOS DE DON BERNA, MACACO, CAREPOLLO,  CUCO Y OTROS NARCOPARAMILITARES, CARLOS MAURICIO GARCIA FERNANDEZ,  "RODRIGO DOBLECERO"    ESCRIBIÓ ESTA NOTA EN LA PAGINA WEB DEL BLOQUE METRO.

    ¿DONDE ESTAN LOS AMIGOS DE CARLOS CASTAÑO?

                        POR: CARLOS MAURICIO GARCÍA FERNÁNDEZ


    La gratitud es uno de tantos valores morales que el fenómeno del narcotráfico ha transformado en nuestra sociedad.

    Es un hecho que Carlos Castaño en su idealismo por liberar al pueblo Colombiano del yugo opresor y del acoso al que se veía sometido por parte de las guerrillas terroristas, cometió a lo largo de su vida algunos errores, (pero en contraposición a ellos decimos que fueron mucho más valiosas las acciones positivas que él desarrolló en defensa de nuestra sociedad) uno de éstos fue el de permitir la narcotización del Movimiento de Autodefensas y así se lo expresó el Bloque Metro en su debido momento, antes de que esto se hiciera efectivo y luego le reclamaríamos por no habernos escuchado.

    Su otro gran error producto de su nobleza y el cual solo pudo apreciar cuando ya era demasiado tarde, fue el creer en la supuesta amistad de personas que estaban al servicio del narcotráfico.

    Fueron aquellos recogidos por Carlos (a los cuales les tendió su mano solidaria, estando todos ellos en precarias condiciones, los que se sentaron en su mesa, comieron de su plato y bebieron de su vino), los mismos que luego se confabularon para asesinarlo y que se niegan ahora a reconocer su muerte, despojándolo del derecho que tiene todo guerrero(que muere en defensa de sus ideales) a recibir los honores que se ganó en medio de su lucha, los agradecimientos de todas las personas por las cuales luchó y se sacrificó, y la última despedida de sus tropas, (las cuales siempre lo verán como su único y legítimo líder).

    Son muchas las personas que estimamos a Carlos y por esta razón, siempre tuvimos el valor y la franqueza de decirle en vida lo que pensábamos de sus aciertos y desaciertos, pues verdadero amigo es aquel que dice lo que piensa y siente así no sea lo que la otra persona quiere oír.

    Ni una sola palabra en su memoria, ni de reconocimiento a su labor, ni a sus logros, ha salido de parte de las AUC, organización por la que dio su vida y la cual sin él nunca hubiera llegado siquiera a existir, tampoco hemos visto (ni al parecer veremos) el agradecimiento de las personas que pasaron de ser lo que eran a ser reconocidos hoy en día; ¿o acaso no fue por él que Don Berna pudo pasar de ser el jefe de una banda de sicarios en Medellín a ser hoy el inspector general de las AUC?¿ y también fue el único en Córdoba que le tendió una mano solidaria a Mancuso cuando fracasó como empresario agrícola?¿ y el que recogió a Iván Roberto Duque cuando salió de prisión y lo sentó a su lado en la dirección política de las AUC? ¿Fue gracias a él que se recibió en el seno del Estado Mayor de las AUC a personas como Macaco y Cuco para que así pasaran de ser simples narcos a ser respetados señores de la guerra regionales?

    ¿No se dieron cuenta señores que acabaron con la vida de la única persona que quedaba con valores morales en el seno del Estado Mayor de las AUC y la esencia de autodefensas que aún tenían?, ahora están relegados a lo que realmente son, un cartel armado al servicio del narcotráfico, que trata de consolidar su poder económico, corrompiendo a las instituciones democráticas de la Republica queriendo cambiar un poder militar (que compraron, con dólares chorreantes de miseria, dolor y muerte) por inmunidad jurídica para ellos y su capitales .

    El país y la sociedad reclaman y merecen saber la verdad por bochornosa que esta sea, es la única forma de regresarle a Carlos (lo único que las NARCO - AUC nunca han tenido y que a él si le sobraba) “el honor”.

    Este crimen pasará a la historia como el error más absurdo que pudieron haber cometido todos aquellos a los cuales nuestro comandante algún día consideró sus amigos, grave error que finalmente lo llevo a la tumba.