Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

  • BLOQUE METRO PIDE PISTA (PARA NEGOCIAR CON EL GOBIERNO DE URIBE)

     

    N. DEL E.   PARA QUE QUEDE CONSTANCIA HISTORICA DEL ANIMO DE NEGOCIAR APARTE Y LA POSICION DE DOBLECERO FRENTE AL ESTADO MAYOR DE LAS AUC.  LA PROPUESTA FUE DESCALIFICAD POR EL MISMO PRESIDENTE URIBE QUIEN ORDENO NO DAR CUARTEL  AL BLOQUE METRO Y ACABARLO Y FUE EL ORIGEN DE LA ACCION  MILITAR CONCERTADA ENTRE SECTORES DEL  EJERCITO, LA POLICIA,  VARIOS BLOQUES DE LAS  NARCO AUC, QUE TERMINO CON EL MAYOR DESPLAZAMIENTO FORZADO QUE SUFRIO EL ORIENTE Y NORDESTE ANTIOQUENO EN TODA SU HISTORIA Y EL ASESINATO DE MUCHOS DE LOS INTEGRANTES DEL BLOQUE METRO, ASI COMO DE TODA SU DIRIGENCIA, INCLUIDO RODRIGO DOBLECERO..

    eltiempo.com / archivo
    BLOQUE METRO PIDE PISTA
    Por primera vez desde que comenzaron los acercamientos entre el gobierno Uribe y las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), el Bloque Metro (BM), hasta ahora al margen de las conversaciones, le plantea al Gobierno la necesidad de un espacio para iniciar un diálogo.

    Por primera vez desde que comenzaron los acercamientos entre el gobierno Uribe y las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), el Bloque Metro (BM), hasta ahora al margen de las conversaciones, le plantea al Gobierno la necesidad de un espacio para iniciar un diálogo.

    Así lo revela Rodrigo o Doble cero , jefe de esa facción para -con 1.500 hombres-, en entrevista en la que afirma que la propuesta se la hicieron llegar a Uribe en una carta, aún sin respuesta.

    Asegura, además, que las Farc y las Auc están aliadas en zonas cocaleras, que el cartel del Norte del Valle infiltró a las Auc y que, por la guerra interna, el Bloque Metro ha perdido 10 de los 45 municipios que dominaba.

    Una de las cosas que menos esperaba este país era una guerra de autodefensas...

    Aquí no hay tanto una guerra entre autodefensas, sino entre los que están de acuerdo con el narcotráfico y los que no estamos de acuerdo con él. Así, el país se enfrasca en una polarización.

    Cómo resumir su trayectoria en las autodefensas, y el proceso de distanciamiento?.

    Fundamos las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu), en 1994. Entre el 94 y el 98 rechazamos el narcotráfico, por las implicaciones en la organización y las implicaciones sociales.

    Entre el 98 y el 2000, las Auc se narcotizaron a nivel del Estado Mayor. Por eso comenzó un enfrentamiento que ya lleva tres años.

    De qué tamaño es la confrontación?.

    Era una guerra ideológica, de hacer oposición a la tendencia de narcotización. Desde el 2000 en adelante se pasó a un enfrentamiento con la gente de Don Berna , el ala más narcotizada, y se ha extendido a las Auc y al Bloque Central Bolívar.

    Cuál es el fondo de la guerra?.

    Defendemos el derecho de los campesinos a tener parcelas. El narcotráfico origina un proceso de contrarreforma agraria, es decir que todos los dineros que reciben del narcotráfico los invierten en comprarles las tierras a los campesinos y eso genera desplazamiento. No hemos permitido esto en nuestras zonas. Tenían una barrera hacia el oriente y hacia el nordeste de Antioquia.

    Cómo define al Bloque Metro?.

    Somos una fuerza político-militar con asiento en el oriente y en el nordeste de Antioquia. Nuestro poder militar es relativo en comparación con el de las Auc, es más un poder político y social.

    Por qué rechazan el proceso entre el Gobierno y sectores de las autodefensas?.

    Hay gente que malintencionadamente nos hace ver como enemigos del proceso y no es así. Tenemos reparos y pensamos que hay que hacer claridad en algunos aspectos, como el cese de hostilidades -que no se está cumpliendo-, el compromiso de las Auc de abandonar el narcotráfico, el problema de la contrarreforma agraria -que ellas han generado-, entre otros.

    Enfrentarse con otros bloques, más la confrontación con guerrilla y Ejército, no hace que estén en un escenario inhóspito?.

    El escenario es inhóspito, pero teníamos que demostrarles a las Auc, al país y a la comunidad internacional que, si bien surgimos de las Auc, no somos las Auc ni parte de sus estructuras.

    Cómo mantener una fuerza armada sin vínculos con el narcotráfico?.

    Ahí hay un paradigma que se ha derribado, el que dice que para hacer la guerra se necesitan sumas astronómicas de dinero. Eso es falso. Para hacer la guerra se necesita algo de dinero, pero más que todo voluntad y unos objetivos políticos claros.

    De los ingresos que obtienen las Auc por narcotráfico, menos de 5 por ciento va a la guerra. El resto se va a compra de tierras.

    No es paradójico que usted, que se vinculó desde tan temprano a los paras , sea hoy un contradictor público de Carlos Castaño?.

    No soy contradictor de Castaño, sino de sus aliados. Con él hay sentimientos de amistad y gratitud.

    Entonces quiénes y por qué son sus contradictores?.

    Quienes están en las Auc, que no fueron sus fundadores y que no participaron en la lucha sino que buscaron una mampara para camuflar sus actividades de narcotráfico.

    Usted ha insistido en que, detrás de la negociación de las Auc, hay intereses de sectores narcos De qué sectores?.

    Del narcotráfico en sí. No tiene ideología ni política. Es como el dinero, no tiene política. Es narcotráfico y hay de derecha y de izquierda, pero en el fondo es solo eso.

    Dicen que han perdido 10 municipios, La tendencia es a replegarse?.

    Sufrimos la agresión de las Auc y del Bloque Central Bolívar por nuestra posición contra el narcotráfico. Nos hemos replegado porque una confrontación militar no conduce a la paz. Hasta qué punto nos replegaremos? Se sabrá en la medida en que amenacen nuestra supervivencia como organización.

    En Medellín también perdieron buena parte de los territorios que controlaban?.

    Nos vimos obligados a clandestinizar nuestras estructuras. Teníamos dos alternativas: o clandestinizarlas o ser asesinados por bandas al servicio de los narcos.

    El Bloque Metro le jala a un proceso de paz?.

    Sí, pero no en las mismas condiciones de las Auc. Muchas de las motivaciones de las Auc son económicas. Las nuestras son políticas. Son dos esquemas de negociación diferentes. Requerimos que sea en unas condiciones que deje margen de maniobra para el debate político.

    En qué condiciones empezarían un proceso de acercamiento con el Gobierno?.

    Pensamos que si el objetivo final de nuestra organización es la paz, no nos podemos negar a hablar de paz con nadie, ni con la guerrilla ni con las autodefensas ni con el Gobierno. En un momento determinado es útil que haya un canal de comunicación entre nosotros y el Gobierno, buscar una metodología y enfocarla hacia un proceso.

    Ustedes enviaron una carta al presidente Uribe sobre el diálogo con las autodefensas. Qué dice la carta?.

    Básicamente, que no somos enemigos del proceso con las autodefensas. Que estamos sufriendo presiones y agresiones del narcotráfico de izquierda y de derecha. Le expresamos al Gobierno la necesidad de plantear un espacio diferente, donde podamos dar nuestros puntos de vista sobre la paz de una forma más amplia.

    Han obtenido alguna respuesta oficial?.

    No, hasta ahora.

    Cuáles son los sectores de las autodefensas que están en confrontación abierta con el Bloque Metro?.

    Están los sectores más narcotizados de las autodefensas, o sea, el Bloque Central Bolívar, el Bloque Nutibara, el Bloque Mineros, el Bloque Calima.

    Usted dice que las autodefensas vendieron frentes y zonas al narcotráfico, cómo es eso?.

    El año 98 es el momento en que el Estado Mayor de las autodefensas da el giro hacia la narcotización. Ese giro se da como consecuencia de una teoría, según la cual el gobierno de Estados Unidos es el que determina quién en Colombia adquiere posición para negociar una desmovilización. En ese sentido, las Farc tienen algo que ofrecerle a E.U.: el control de los cultivos ilícitos.

    Entonces, algún pseudointelectual dijo que la fórmula para que las autodefensas adquirieran un poder de negociación con E.U. era entrar a controlar los cultivos ilícitos. Eso lo interpretaron como entrar a controlar el narcotráfico y comenzaron a hacer alianzas con los narcos y a venderles las zonas y los frentes.

    Hay nexos en ese negocio del narcotráfico, entre guerrilla y autodefensas?.

    El narcotráfico es uno solo y en ese negocio se tocan las autodefensas, o sea las Auc, y la guerrilla. Para nadie es un misterio que hay partes donde las Auc, por medio de intermediarios, le compran la base de coca a las Farc, y las Auc, por medio de intermediarios, le venden insumos químicos a las Farc. Tampoco es un misterio que hay delimitación de territorios cocaleros y hay algunas partes donde se alternan, las Farc y las Auc, la recogida de las cosechas de coca.

    Sectores del narcotráfico, como el cartel del norte del Valle, cómo juegan en ese ajedrez?.

    El cartel del norte del Valle, de alguna forma, está infiltrado dentro de las Auc.

    LUCHA POR TERRITORIOS.

    Sin aclararse seguía anoche la versión sobre una presunta masacre del bloque Centauros de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), en una zona campesina ubicada en límites de los municipios de San Martín y Mapiripán (Meta).

    La versión fue difundida el sábado anterior, mediante un comunicado, por Martín Llanos , comandante de las Autodefensas Campesinas de Casanare (Acc), facción se que encuentra en guerra con el bloque Centauros de las Auc.

    Según el comunicado, la masacre fue perpetrada el pasado jueves 31 de julio entre los sitios Cachamas y Yomaira.

    Igualmente, Llanos afirma que las ACC entraron en combates con el Bloque Centauros para defender a la población civil.

    Sin embargo, las autoridades aseguran que las ACC han usado como escudo a la población civil y para ello han retenido varios vehículos.

    Así mismo, según informaciones de pobladores de la zona, se han presentado bajas de miembros de los grupos combatientes, pero no de civiles.

    FOTO/AP.

    El comandante Rodrigo jefe del Bloque Metro de las autodefensas (izquierda), admite que han perdido el poder en diez de los 45 municipios que dominaban.

    Publicación